Qué hacer si me ha afectado la DANA.

dana

Tal y como define la AEMET -Agencia Estatal de Meteorología-, la DANA es el acrónimo de Depresión Aislada en Niveles Altos, que puede producir tormentas y abundantes lluvias. Estas precipitaciones, si son lo suficientemente copiosas en un corto espacio de tiempo, pueden producir inundaciones, lo que conlleva daños materiales y el consiguiente trastorno de gestionar las reclamaciones al seguro.

Si has sido afectado por la DANA y te ves en la necesidad de acudir a tu seguro, ten en cuenta los siguientes pasos:

Ante todo, mantén la calma.

Sabemos que no es fácil. Los desperfectos causados por una inundación pueden ser atroces, arruinando muebles, electrodomésticos, vehículos y elementos con valor sentimental que no se pueden reemplazar. El shock de encontrar tu hogar y parte de tus pertenencias dañadas es enorme, pero guarda la calma en la medida de lo posible ya que, a pesar del evidente trastorno y tiempo que te pueda conllevar el proceso, tienes varias vías para solucionarlo.

Documenta gráficamente todos los daños.

Haz vídeos y fotografías de todos los bienes materiales dañados por los que vayas a reclamar. Es conveniente que hagas ambas cosas ya que se complementan. Si haces vídeos y varias fotografías de los daños desde distintos ángulos aportas más credibilidad. Intenta que las fotografías sean lo más nítidas y bien iluminadas posible para que se aprecien bien los detalles de los daños. Ten en cuenta que los móviles y cámaras suelen alcanzar un nivel mayor de calidad de imagen en fotografía que en vídeo, por lo tanto hay daños que se ven de manera evidente en un vídeo, pero para daños más sutiles quizás venga bien hacer fotos.

No tires nada.

Es posible que tu primera reacción ante el desastre sea deshacerte de todo aquello que ha quedado inservible, pero no te precipites. El seguro tendrá que verificar todos los bienes por lo que reclamas, así que guarda todo lo que puedas hasta que vayan a revisarlo.

Haz un listado de daños.

Para llevar un orden, haz una lista de los daños e incluye el precio aproximado de cada elemento y la fecha de adquisición de lo que te acuerdes. Recopila todas las facturas, tickets y garantías que tengas. Es un proceso un poco engorroso y frustrante porque probablemente no tendrás justificante de compra de todo lo que te gustaría, pero el seguro te los pedirá, así que recopila lo que tengas porque te facilitará las cosas de cara a la reclamación.

Si el seguro se niega a cubrir los daños, hay alternativa.

Hay ocasiones en los que los seguros, por diferentes causas, son reticentes a cubrir los daños. Para estos casos existe el Consorcio de compensación de seguros, que es un organismo que, entre otras cosas, cubre los desperfectos ocasionados por fenómenos naturales.

No obstante, en We Do It somos especialistas en reclamaciones a seguros, por lo que podemos encargarnos de negociar con tu seguro para que cubra los daños. Así que en caso de que tengas que reclamar, no dudes en consultarnos.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies