Perito de coches ¿En qué consiste su trabajo?

perito de coches

Ya hemos hablado anteriormente de los diferentes tipos de peritos que podemos encontrar y hemos explicado de manera muy breve cuál es su cometido. En este caso nos vamos a centrar en el trabajo del perito de coches y en extendernos un poco más en cuáles son sus funciones.

¿Cuándo se necesita un perito de coches?

Generalmente hay que acudir a un perito de coches cuando tenemos un siniestro. Aunque también es posible requerir uno ante la sospecha de una mala práctica mecánica o para determinar si una avería se ha producido por un uso incorrecto o por mal estado de alguna pieza. Este último caso puede ocurrir cuando se adquiere un vehículo de segunda mano en el que el antiguo dueño asegura que todo estaba en perfecto estado, pero el nuevo dueño sospecha que la avería proviene de algún elemento que ya estaba desgastado.

Tanto si se trata de una avería por mala práctica mecánica o por mal estado, el perito deberá investigar las piezas implicadas en cada caso para determinar el origen de la avería. No obstante, si hablamos de un siniestro la labor puede implicar analizar todo el coche e incluso la zona en la que se produjo el accidente. Todo esto le servirá para averiguar las causas y el coste de todos los elementos dañados en dicho siniestro.

¿Qué analiza un perito de coches?

Como cada caso es puntual, nos centraremos en explicar que se analiza de manera general tras un siniestro. El perito debe determinar qué daños derivados del accidente ha sufrido el coche. Para ello analizará las siguientes partes del vehículo:

Mecánica

El perito debe comprobar el estado de todos los elementos mecánicos del vehículo: motor, dirección frenos, suspensión, caja de cambios, ruedas, circuito de refrigeración, pérdida de fluidos, etc. Hay que determinar que partes mecánicas han sido dañadas o si el mal estado previo de alguna de ellas ha podido ser la causa del accidente.

Carrocería

Aquí se analizaría toda la parte exterior del vehículo, teniendo en cuenta la chapa, la pintura y los cristales.

En el caso de la pintura, el perito deberá determinar qué daños ha sufrido y verificar que se trata de la pintura original que tenía el coche cuando se produjo el impacto. Es decir, comprobar que el coche no ha sido pintado posteriormente. También debe observar el estado de la chapa y determinar qué daños son producto del accidente y cuáles se encontraban con anterioridad, ya que es común que los coches tengan pequeños golpes y raspones propios del uso cotidiano.

Interior

Hay que comprobar el estado de asientos, tapicería y guarnecidos. Así como los sistemas de seguridad como los cinturones y airbags.

¿Qué herramientas utiliza el perito?

Para poder hacer una valoración de daños, el perito precisa de diversas herramientas como: un medidor de espesor de pintura, un equipo de diagnóstico de suspensión, etc.

También utiliza una cámara de fotos para poder documentar los daños visibles y guardar las fotografías como prueba, por si se requieren en un futuro.

¿Necesitas un perito de coches?

No dudes en contactar con nosotros. En We Do It somos especialistas en peritaje de vehículos con más de 30 años de experiencia. Te escucharemos sin compromiso.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies