La importancia de la cadena de custodia en una prueba.

cadena de custodia

Casi con toda seguridad has oído hablar del concepto de cadena de custodia. Y es que no se trata de un concepto menor ya que, el incumplimiento del mismo puede hacer decantar el juicio en nuestra contra.

¿Qué es la cadena de custodia?

Se conoce como cadena de custodia a todos los procesos a los que es sometida una prueba desde que es recogida en el lugar de los hechos hasta que llega al juicio, con el fin de garantizar que la pruebe llegue al juzgado en las mismas condiciones en las que fue recolectada. Aunque es un proceso más complejo, podríamos resumirlos en seis pasos:

Recolección

Determina que la extracción de pruebas, así como la metodología e instrumentos utilizados, deben ser los adecuados para recolectar las pruebas sin alterar su estado original.

Preservación

Se refiere a la conservación y/o embalaje de la prueba para prevenirla de posibles alteraciones ambientales o de manipulación. Es importante que el embalaje evite que sea dañada, pero también que pueda contaminarse con elementos externos que originalmente no estaban ahí, como una huella dactilar, fragmentos de material, etc…

Individualización

Consiste en la separación de pruebas y su registro e identificación por separado. El objetivo es que no pueda haber confusión entre pruebas y garantizar que todas ellas pertenecen al mismo caso sin posibilidad de confusión entre las mismas.

Transporte

El transporte, al igual que la preservación, debe garantizar que la prueba llega a su destino sin sufrir daños por golpes o causas ambientales.

Entrega

Se refiere a la entrega al laboratorio o fiscalía correspondiente para su análisis o custodia. Debe quedar constancia de quién entrega la prueba y quién la recoge.

Custodia

La custodia consiste en la conservación de la prueba por parte de las autoridades hasta la celebración del juicio.

¿Qué significa romper la cadena de custodia?

Se rompe la cadena de custodia cuando en alguna de las fases no se cumplen los protocolos establecidos, de manera que ya no se pueda certificar que la prueba no ha sido alterada durante el proceso.

¿Por qué es importante no romperla?

Como ya hemos comentado, la cadena de custodia garantiza que la prueba llega a instancias judiciales en las mismas condiciones en las que fue recolectada. O lo que es lo mismo, garantiza la validez de la prueba, de forma que ningún tribunal pueda poner en duda la autenticidad de la misma.

Si se incumple alguno de los pasos de la cadena, la prueba podría impugnarse, ya que no se podría garantizar al 100% que dicha prueba no haya sido alterada, dañada o modificada intencionadamente por no cumplir el protocolo de custodia. Un fallo en alguno de los pasos puede provocar que la prueba quede invalidada ante un tribunal.

La labor del perito en la cadena de custodia

El perito puede actuar en algunas fases de la cadena, ya sea en la extracción o en el análisis, dependiendo del caso y siempre que este lo requiera.

Ya hemos hablado en otras publicaciones sobre la función del perito y la importancia de la metodología a la hora de realizar un informe pericial. Y es que, si te trata de garantizar que la prueba llega al juicio inalterada, la metodología a la hora de analizarla resulta crucial. El perito debe exponer en su informe los procedimientos e instrumentos utilizados para avalar la validez del proceso y que la prueba no sea impugnable.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies