El peritaje puede evitarnos sufrir el colapso de los juzgados

colapso de los juzgados

Tener un litigio siempre supone un problema. No solo por el trastorno que provoca a nivel de papeleo, si no por el tiempo que puede tardar en resolverse debido al colapso general de las administraciones de justicia. Tenemos la percepción de que la justicia en nuestro país es lenta y, realmente, así es. Un caso puede tardar meses e incluso años en resolverse. El colapso de los juzgados es un problema endémico de nuestra justicia al que ningún gobierno ha podido poner una solución definitiva, más allá de medidas para solventar congestiones puntuales.

Varios juzgados al borde del colapso

En 2018, según publicaba La Vanguardia, los juzgados de Cataluña tardaban hasta 10 meses en resolver juicios de hurtos. Casi al borde de la prescripción, ya que este tipo de delitos prescriben a los 12 meses. Se trata de una situación crítica, teniendo en cuenta que el sistema judicial tiene previsto resolver estos casos en un plazo no superior a diez días.

Por otra parte, a principios de 2019 los juzgados de Castellón acumulaban más de 1300 causas pendientes. Se calculaba que para acabar con el atasco, debían de resolverse 24 causas semanales. Eso sin tener en cuenta las nuevas causas que pudieran entrar a lo largo del año. Esta circunstancia obligaba a citar juicios para 2020.
La situación no es nueva para esta provincia que, en 2017 tuvo que crear un juzgado bis para aliviar la congestión.

Para más inri, se prevee un nuevo colapso por casos de IRPH. Como señala Economía Digital, «la Audiencia Nacional Nacional advierte que no está preparada para litigios hipotecarios en masa». La sentencia definitiva del caso se prevee para 2020, momento en el que los afectados comenzarán a realizar sus reclamaciones. Hay que tener en cuenta que hay más de un millón de afectados por este tipo de préstamo hipotecario, por lo que resulta inevitable que afecte al rendimiento del sistema judicial.

Estos son solo algunos ejemplos del estado en el que se encuentra la justicia y del desolador panorama que nos espera en el caso de que tengamos que abordar un proceso judicial.

Cómo puede ayudarnos un peritaje a evitar los juzgados

Como ya comentamos en el post ‘Qué es un dictamen pericial y para qué sirve’ que un dictamen pericial puede evitarnos tener que pasar por el tedioso y largo proceso judicial.

En el caso de que un informe pericial pueda demostrar que llevamos razón, tenemos en nuestra mano un instrumento de negociación. Si hacemos ver a la otra parte que tenemos pruebas suficientes para ganar un juicio, tenemos la posibilidad de llegar a un acuerdo sin necesidad de llegar a los juzgados. De esta forma resolvemos el problema mucho antes y nos evitamos tener que pasar por pleitos innecesarios.

En We Do It somos especialistas en negociaciones con aseguradoras y empresas de servicios. Sabemos por experiencia que llegar a un acuerdo es beneficioso para ambas partes. Si tienes una cuestión que resolver, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te asesoraremos para encontrar la solución más viable sin que te resulte un problema.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies